Dios no prometió días sin dolor, risa sin tristeza ni sol sin lluvia

Dios no prometió días sin dolor, risa sin tristeza ni sol sin lluvia, pero sí prometió Fuerza para tu día, Consuelo para tus lágrimas y Luz para tu camino. (Isaías 41:13)





"Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente." Juan 11:25-26



Loading...