La aflicción de Dios

El SEÑOR prueba al justo y al impío, y su alma aborrece al que ama la violencia.

Salmos 11:5




Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Apocalipsis 21:4


Loading...