Loading...

No sé que será de mi futuro... pero lo que sí se, es que Dios lo tiene en Sus manos.

No sé que será de mi futuro... pero lo que sí se, es que Dios lo tiene en Sus manos.

Dios no quiso resucitar en el cielo, ni el la tierra, si no en lo mas profundo de nuestro corazón.


Anuncio


Juan 10: 28-29 ” y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre”.

He utilizado este ejemplo en muchas de mis enseñanzas y también con mi hijo pequeño. Coloco una canica en mi mano y le digo a mi hijo, si Él es fuerte lo suficiente para abrir mi puño y tomar la canica, Él como es lógico no puede abrir mi mano, Y mucho menos arrebatar la canica. Esta es la imagen visual de nosotros en las manos de Cristo y del Padre, la imagen transmite el siguiente mensaje “nadie puede arrebatarte de mi mano “y” nadie las puede arrebatarte de la mano del Padre”este es un gran versículo bíblico sobre la seguridad del creyente que puede existir, tal vez en toda la Biblia”.





Loading...