El trabajo excesivo no es lo que produce una real bendición en nuestras vidas.

"El trabajo excesivo no es lo que produce una real bendición en nuestras vidas. La verdadera bendición procede de hacer las cosas de corazón como para el Señor"

Cristo estará cerca de todo aquel que lo llame con sinceridad. Sólo ábrele las puertas de tu corazón y Él a ti llegará.


Anuncio

Marcos 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.



Loading...