Loading...

Dios no pide oraciones largas, él pide FE, porque sin Fe es imposible agradarle.

Dios no pide oraciones largas, él pide FE, porque sin Fe es imposible agradarle.

Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—. El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.


Anuncio


Cuando oramos Dios no escucha el volumen de nuestra voz, el escucha el volumen de nuestra Fe.

Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.





Loading...