Loading...

Cuando oramos Dios no escucha el volumen de nuestra voz, el escucha el volumen de nuestra Fe.

Cuando oramos Dios no escucha el volumen de nuestra voz, el escucha el volumen de nuestra Fe.

Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada.



Anuncio

Escucha Señor nuestras oraciones y atiende a nuestros ruegos, que te necesitamos hoy, pronto el mundo dejará de ser y queremos seguirte.





Loading...