Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre.

Cada día te bendeciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre.

Dios, quien nos creó sin nuestra ayuda, no nos salvará sin nuestro consentimiento.


Anuncio

“No tienes que ir a ningún lugar especial ni pertenecer a una religión específica para conocer a Dios. Él puede estar dentro de ti y quedarse en tu corazón para siempre, solo déjalo entrar y jamás volverás a estar solo. Cierra tus ojos y acéptalo, cambiará tu vida por completo”.





Loading...