Loading...

Altisimo señor, en tus manos encomiendo mi vida y la de mi Familia, hágase tu perfecta voluntad en esta nueva semana.

Altisimo señor, en tus manos encomiendo mi vida y la de mi Familia, hágase tu perfecta voluntad en esta nueva semana.

Entonces Jesús le dijo: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?


Anuncio


Mateo 6:26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?
No somos salvos porque somos valiosos; somos valiosos porque somos salvos. Para Dios, valemos más que muchos gorriones del cielo. Jesús dice a sus discípulos que no se preocupen por sus necesidades. Él les recuerda que Dios ama a sus criaturas lo suficiente para asegurarse de que sean alimentadas. A pesar de que no siembran, cosechan o trabajan, y deben buscar alimento para sobrevivir, no se preocupan por el; Nuestro “Padre celestial los alimenta”. A pesar de que somos “de mayor valor que ellos”. Las aves del cielo tienen valor para Dios, así que debemos valorar sus vidas también.





Loading...